Abandonada

 


La encontré en un callejón de Coca, el pueblo segoviano donde pasé mi adolescencia. La bicicleta yacía apoyada contra una pared, sin ruedas, oxidada y olvidada. Y yo, en mi cámara, me traje trocitos de ella a casa. Para recordar aquel día. Para recordarla.

Comentarios

  1. Mari, it's a beautiful tribute to an abandoned old bicycle. You will remember it and we will remember it also. The photo is very creative!
    A hug.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yes, it was a pity watching that bicycle so lonely, so old and so useless, when it would have so many stories to tell us, right? :)
      Take care and thanks!
      A hug

      Eliminar
  2. Debieron dejarla en el punto limpio, pero eso ha hecho que tu la aprovecharas , para hacer esta excelente foto.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que en ese momento, y en ese pequeño pueblo, no había punto limpio, pero como dices, no hay mal que por bien no venga :)
      Un abrazo, Antonia, y gracias.

      Eliminar
  3. Bello detalle de la vieja bicicleta abandonada. Buenos servicios habrá prestado en su larga vida útil.
    Un abrazo y cuidate.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguramente sí. No sé por qué, pero me atraen mucho todos estos cacharros viejos que pueden parecer simple basura pero que tienen mucho potencial. Hay un fotógrafo (lo tengo en un libro de fotografía, pero no recuerdo ahora el nombre) que a veces lleva a sus alumnos a vertederos, desguaces de coches, y cosas así. Las fotos que sacan de aquellos lugares cochambrosos y dejados de la mano de Dios son alucinantes.
      Buen día de miércoles, Antonio :)
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Lo cierto es que a mi también me encanta fotografiar cosas antiguas, perfecto enfoque del timbre desenfocando el resto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que los desenfoques tienen mucho encanto, ¿verdad?
      Un abrazo y gracias :)

      Eliminar
  5. Buen recuerdo te trajistes. La de caminos que habrá recorrido. Me encantan estas fotos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso pensé yo, Laura :) En fin, incluso rota y oxidada sirve para algo, ya ves :)
      Un abrazo

      Eliminar
  6. Precioso recuerdo de un tiempo ya pasado... Que bello el castillo de Coca...
    Un abrazo, amiga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Verdad que sí? Es una preciosidad, el castillo. Y yo tuve la suerte de verlo a diario durante cuatro años, los mejores de mi adolescencia :)
      Un abrazo, Ildefonso.

      Eliminar
  7. Una manera muy bella de rescatar la esencia de la vieja bicicleta. Y de volverle a la vida, aunque fuera con las lañas del paso del tiempo.
    Me gusta dar vida a los objetos que forman parte de mi vivir.
    Me ha encantado.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Maripaz :) Si es que, ya ves, de cualquier cosa se puede hacer una foto que quede más o menos bien :)
      Un abrazo

      Eliminar

Publicar un comentario